La Brasserie @ The Fives Plaza

The Fives Plaza
www.thefivesplaza.com

Facebook.com/TheFivesPlaza
Twitter.com/TheFivesPlaza
Instagram.com/TheFivesPlaza

Con eso de que el amor se pone de moda durante el mes de febrero y con intenciones de celebrar una cena romántica, nos escapamos a The Fives Plaza para probar el restaurante francés La Brasserie.

Leímos el menú desde antes para ir preparados y un poco decididos, porque luego suele pasarnos que al llegar todo se antoja y es difícil elegir qué quiero tener frente a mi.  Sin embargo, al estar ahí, el ambiente, la decoración y el servicio captaban toda mi atención y tuve que leer las opciones una vez más.

En cualquiera de los restaurantes de #TheFivesPlaza te recibirán con agua natural fresca y muchas veces infusionada con limón, pepino, romero, o algo más, una atención que se agradece en la Riviera Maya, pues el calor aborda y agobia a cualquier hora del día y en todas las épocas del año.  No digas que no a este vaso de agua inicial y después de refrescarte, no dudes en preparar tu paladar con alguno de los vinos de la casa.


Nos dimos a la tarea de probar algo de cada uno de los tiempos que se presentan en la carta, así que nuestro festín dio inicio con ensaladas, siempre acompañadas de quesos, un ingrediente que en un restaurante francés nunca puede faltar.  Otro favorito que llegó a nuestra mesa y que sabíamos tendríamos que probar aún antes de leer el menú, la muy tradicional sopa de cebolla, que esta vez me sorprendió con un poco de queso derretido en el borde superior del plato, un toque muy original de decoración y sabor.

Cuando llegó el platillo principal fue inevitable intercambiar platos para probar lo que el otro había elegido, la atracción brincaba a la vista y al olfato.  Atún sellado, con una costra de condimentos salados y perfectamente bien cocinado, que con mi pareja tuve que compartir y digo “tuve” porque ya habíamos acordado esto del intercambio de recetas, aunque una vez que lo probé, quería comerlo todo y hasta repetir.

Bien dicen, que siempre hay que guardar espacio para el postre y qué bueno que fue así.  La regla era un poco de chocolate, por aquello del amor, así que nos decidimos por una sola receta para compartir, y aún cuando previamente nos anunciaron que la preparación era al momento y tardaría algunos minutos en llegar a nuestra mesa, estábamos dispuestos a esperarlo, pues la conversación era fluida y el vino estaba delicioso.  Cuando vi el pastelillo de chocolate suave acompañado de helado de vainilla artesanal supe sin probarlo que había valido cada minuto de espera, solo o mezclado con el helado, tenía el punto exacto de cocción y era el sabor perfecto para sellar una noche especial.

No esperes al siguiente día del amor para regalarte una velada romántica, o una noche de platillos originales, buen vino y ese grupo de amigos que disfrutan también de los placeres culinarios.  Una cena siempre es buena para platicar y compartir los logros de la semana y los planes de los días por venir, para celebrar la visita de ese familiar que tenías años sin ver, o para cerrar ese plan de negocios que durante tantas semanas has tenido sobre la mesa.

Para más información de los restaurantes en #TheFivesPlaza visita: www.thefivesplaza.com 


Leave a Reply